“Banana Fish”, Yoshida Akimi

SBANA001_0Banana Fish es un manga de Yoshida Akimi que acaba de comenzar a publicarse en España gracias, sobre todo, a la popularidad de su más reciente adaptación al anime. Originalmente esta obra salió publicada en la revista Betsucomi entre 1985 y 1994. Esta revista se clasifica dentro del género shôjo y, por tanto, este manga también aunque por sí misma yo no la clasificaría como tal sino como seinen.

La historia comienza en la guerra de Vietnam cuando un grupo de soldados se topan con algo misterioso llamado Banana Fish (que podría hacer referencia al pez plátano, salvo que no se trata de eso), no sabemos qué es Banana Fish salvo un detalle: los soldados parecen estar obsesionados con ello.

Tras unas pocas páginas iniciales saltamos al Nueva York de mediados de los ochenta y nos encontramos con que unos periodistas japoneses (uno de ellos el fotógrafo Okamura Eiji, uno de los dos protagonistas) quieren estudiar el fenómeno de las pandillas callejeras de los barrios marginales y eligen como ejemplo de estudio la banda del joven Ash Lynx. En principio todo parece medianamente normal hasta que descubren que detrás de lo que parece simple rebelión adolescente ida de las manos esconde un submundo de mafia, abusos sexuales, trata de menores, corrupción, tráfico de influencias y en medio de todo ello, el joven Ash, empeñado en descubrir qué es Banana Fish pues sospecha que detrás de esas palabras está la clave para descubrir al capo de la mafia que destrozó su vida: Papa Dino.

IMG_0982

El arte de Yoshida Akimi es raro en el sentido de que es increíblemente pulido y realista si tenemos en cuenta que en los años ochenta las figuras masculinas (por ejemplo) en el manga solían tener los cuerpos largos y estilizados casi hasta lo imposible, los hombros increíblemente anchos y rectos (exageradamente rígidos) y los cuellos largos desembocaban en unas cabezas muy pequeñas en relación al resto del cuerpo (con las figuras femeninas solia ocurrir lo contrario: cuerpos pequeños y cabezas grandes, con los ojos ocupando más de media cara). Aquí no, en esta obra nos acercamos más a la realidad que también dibujaba gente como Otomo Katsuhiro en Akira (cuya reedición es inminente). Con este tipo de arte proporcionado y realista lo que se consigue es que el lector se implique mucho más en la obra y en la vida de los personajes. Al haber visto antes el anime (que es más actual) me sorprende encontrarme con este tipo de dibujo en un manga que concluyó en 1994 y además del género shôjo. De hecho personalmente lo encuentro bastante cercano al comic europeo o americano en este aspecto.

IMG_0986La polémica (injustificada en los tiempos que corren) viene cuando podemos y debemos clasificar esta obra como BL, como por sí mismo este género sólo implica el tipo de relación que se da entre sus protagonistas yo, personalmente, lo dejaría como seinen bl ya que cualquiera de las dos etiquetas por sí sola es insuficiente para hablar de Banana Fish: temas adultos incluso con trigger warnings (ahi ya depende de la sensibilidad de cada uno) y una relación de mal llamada “amistad” entre sus protagonistas. Aqui no estoy haciendo spoiler ya que es vox populi, lo que ya no sé es hasta dónde llega el manga en este sentido, se verá en los siguientes tomos. Pero en el anime se trata el “asunto” de una forma muy sutil aunque clara: No es el tema principal de la historia sino un aspecto más. Mucha gente dejó de ver el anime por tratar el tema de las relaciones entre personas del mismo sexo: personas que no debían estar viendo la misma historia que otros muchos estábamos viendo en Banana Fish. Incluir LGTBI+ en una historia podía ser valiente en los años 80 y lo era, hoy diía ya no tanto. O no debería. Pero hay mucho camino por recorrer.

IMG_0987La edición española de Banana Fish llega en formato kanzenban traducido por Marc Bernabé. Aunque en algunos sitios las sobrecubiertas llegan mal dobladas el interior está muy cuidado: buenos márgenes, unas páginas cuya limpieza sorprende bastante, amplias viñetas… las viñetas no tienen ese aspecto avejentado y como desvaído que pueden tener algunos mangas de la edad de este aun tratándose de una edición nueva. La belleza está en el interior aunque eso no perdona un exterior descuidado. Cuando dices tener una joya en tus manos, joya que has pulido, limpiado y mimado, con el tiempo y el dinero que eso supone, no puedes permitirte envolverlo de cualquier manera.

En conclusión ¿Merece la pena esta obra? sí, en mi opinion es una de esas joyas que no debería faltar en ninguna mangateka. Es un manga oscuro pero con una luz especial, un thriller policiaco muy cinematográfico que, más allá de los temas escabrosos, contiene una hermosa relación de amor y amistad que insisto, aun siendo sólo un aspecto de la historia, es realmente donde está esa luz. No puedo explicar más al detalle por spoiler pero quien lea Banana Fish lo comprenderá. Siempre hay una esperanza, algo por lo que luchar. Y además es emocionante, como una película de aquellas de Scorsese o de Brian de Palma.

El anime se encuentra completo en Amazon Prime y es más que recomendable, pero ojo: quienes ya lo hemos visto ya sabemos qué es Banana Fish y qué implica. ¿Le quita gracia al manga? En parte sí porque ya sabes de qué va el tema, pero no le quita toda la emoción a la lectura ni mucho menos.


FICHA

Banana Fish
Título original: Banana Fish
Autora: Yoshida Akimi
Año de publicación (original): 1985-1994
Traductor: Marc Bernabé
Editorial: Panini Manga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s