Cine: “Love at Least” (Japón, 2018)

love at leastYasuko sufre de depresión y de una extraña enfermedad del sueño conocida como hipersomnia. Pero realmente el problema es que tiene bastante mal carácter, es huraña y prácticamente vive recluida en el apartamento que comparte con su novio (es lo que en Japón se conoce como “hikkikomori”). Posiblemente a raíz tanto de su situación como de el trato que recibe de la gente. Yasuko vive en Tokio, no tiene trabajo y su novio Tsunagi es un chico bastante indolente al que tratan fatal en su trabajo. Trabajo que además en el que su misión es la de escribir sobre los trapos sucios de los famosos es una publicación amarillista. Lo que realmente desea este chico es ser escritor y que su novia encuentre trabajo para poder ambos enderezar sus vidas.

Love at Least trata la vida de dos jóvenes tokiotas como tantos otros desencantados de la vida que se van dando cuenta de que sus actos tienen consecuencias. Por ejemplo, la publicación donde trabaja el chico en más de una ocasión ha publicado algo que luego ha llevado a la “victima” de la publicación al suicidio y, llegado un punto, Tsunagi se rebela. Por si fuera poco un día la ex del chico, una joven llamada Ando, aparece para meterse en la relación de los protagonistas y conseguir que se separen.Love_at_Least_1.jpg.1200x630_q85_crop_detailMe ha gustado especialmente esa fotografía y escenografía oscuras, deprimentes y silenciosas, como ensimismadas, que reflejan el estado de ánimo y la situación emocional de los protagonistas. La dirección roza lo artesanal aunque se nota el cuidado que le han puesto al montaje y al hilo narrativo. En ocasiones me ha recordado a alguna de las películas de la primera época de Michael Winterbottom, especialmente Wonderland.

Las actuaciones de Shuri en el papel de Yasuko y de Masaki Suda en el papel de Tsunagi me han parecido auténticas, maravillosas. Es cierto que por Masaki Suda he llegado a ver auténticas porquerías que de tan cutres resultaban fascinantes pero este actor japonés, que se encuentra entre mis favoritos, suele elegir muy bien sus papeles en cuanto a cine independiente y realmente es una pena que esas películas no hayan llegado a occidente porque son pequeños tesoros.20180205-ikiai_fullEn cuanto a la historia: me ha recordado un poco a La dependienta, el maravilloso libro de Sayaka Murata. Y, en general, a la literatura japonesa moderna, la esencia de ensimismamiento. Un relato costumbrista de depresión, y amor intimista que no termina de reconocerse a si mismo, está ahí y termina aflorando de alguna manera.

El guión de Kôsai Sekine y Yukiko Motoya, está basado en una novela de la propia Yukiko Motoya   publicada en Japón en 2006. Esta novela no ha sido traducida pero sí Mi marido es de otra especie, novela publicada por Alianza. Sin embargo la novela que adapta esta película fue nominada al importantísimo premio Akutagawa, aunque finalmente no lo ganó.

Recomendado especialmente para tardes de lluvia y fans de Murakami, Sayaka Murata y Yukiko Motoya.


FICHA

  • Título original (en romaji): Ikiterudakede Ai
  • Titulo original: 生きてるだけで、愛。
  • Dirección: Kôsai Sekine
  • Papeles principales: Shuri (Yasuko), Masaki Suda (Tsunagi), Riisa Naka (Ando)
  • Pais: Japón
  • Año: 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s