“Cuentos de Tokio”, de Ozu Yasujirō

51uk+t7f6QLHace unos días estaba navegando por la plataforma de cine (y series) Filmin, que se especializa sobre todo en cine alternativo, oriental y europeo y di con esta película de Ozu Yasujirō de 1953, unos pocos años después de acabar la II Guerra Mundial. Tôkyô Monogatari.

Esta historia japonesa de 1953 que en mi opinion puede tratar sobre despedirse del viejo Japón y abrazar uno nuevo e incierto (la guerra y la tutela americana del país supuso un cambio muy drástico en la sociedad japonesa), tiene otra lectura que no ha perdido nada de actualidad: es una historia universal que ha ido repitiéndose generación tras generación. La de los padres y abuelos que se hacen mayores y, de repente, después de haberse partido el lomo para sacar a sus hijos adelante “estorban”. Esos padres que, en el caso de esta historia, han pasado penurias como una guerra y sus consecuencias y, tan solo con una visita, se dan cuenta de que “sobran”, de que ya no tienen lugar en el mundo. Es un fiel reflejo de la sociedad cada vez más ocupada, con cosas más importantes que hacer y más egoísta que también retrataba, con humor, aquella película de don Paco Martínez Soria, comparativa que realizo salvando las distancias, claro está.

Sigue leyendo

“Banana Fish”, Yoshida Akimi

SBANA001_0Banana Fish es un manga de Yoshida Akimi que acaba de comenzar a publicarse en España gracias, sobre todo, a la popularidad de su más reciente adaptación al anime. Originalmente esta obra salió publicada en la revista Betsucomi entre 1985 y 1994. Esta revista se clasifica dentro del género shôjo y, por tanto, este manga también aunque por sí misma yo no la clasificaría como tal sino como seinen.

La historia comienza en la guerra de Vietnam cuando un grupo de soldados se topan con algo misterioso llamado Banana Fish (que podría hacer referencia al pez plátano, salvo que no se trata de eso), no sabemos qué es Banana Fish salvo un detalle: los soldados parecen estar obsesionados con ello.

Sigue leyendo

“Kim Ji-young, nacida en 1982” de Cho Nam-joo

EAL37934Cho Nam-joo comienza contando la historia de Kim Ji-young presentándola como una mujer corriente, con un nombre muy común, una vida muy normal: un marido, una hija, una estabilidad económica… hasta que un día, de repente, empieza a sufrir episodios como de posesión, alternándose en ella las personalidades de su propia madre (quien aún está viva) y la de su mejor amiga que falleció al sufrir complicaciones durante el parto de su segundo hijo.

Al principio estos episodios eran esporádicos y el marido lo achacaba a bromas de su mujer para hacerle reír. Pero un día durante una visita a los parientes de él en Busan la “madre” de Ji-young en el cuerpo de la propia Ji-young entabla una fuerte discusión con su consuegra, es decir, con la madre del marido de Ji-young. Y entre abochornado y asustado, él, a la vuelta a Seul, decide que ella acuda a un psiquiatra.

Y entonces es cuando Cho Nam-joo ha captado la atención del lector de tal manera que corta por lo sano y, sin perder esa atención, le planta en sus narices la historia que realmente quería contar.

Considero que este es un libro de lectura obligatoria.

Sigue leyendo

Cine: “Love at Least” (Japón, 2018)

love at leastYasuko sufre de depresión y de una extraña enfermedad del sueño conocida como hipersomnia. Pero realmente el problema es que tiene bastante mal carácter, es huraña y prácticamente vive recluida en el apartamento que comparte con su novio (es lo que en Japón se conoce como “hikkikomori”). Posiblemente a raíz tanto de su situación como de el trato que recibe de la gente. Yasuko vive en Tokio, no tiene trabajo y su novio Tsunagi es un chico bastante indolente al que tratan fatal en su trabajo. Trabajo que además en el que su misión es la de escribir sobre los trapos sucios de los famosos es una publicación amarillista. Lo que realmente desea este chico es ser escritor y que su novia encuentre trabajo para poder ambos enderezar sus vidas.

Sigue leyendo

“El poeta que rugió a la luna y se convirtió en tigre” Nakajima Atsushi

34892184._SY475_“Nakajima trata de la magia que tienen las letras” – Sese Makiko, traductora y epiloguista de este libro.

Este título de Nakajima es una compilación de ocho cuentos bastante curiosos si tenemos en cuenta que el autor es japonés:  pertenece a la misma generación que Dazai, Kawabata o Akutagawa. De todos los relatos ninguno de ellos está ambientado en Japón: salvo uno ambientado en Siria y otro en la antigua Grecia, todos los demás son, por decirlo pronto y mal, cuentos chinos. De entre ellos destaco dos: el de “La luna sobre la montaña”, que es el que da título al libro y “La catástrofe de las letras”.

Sigue leyendo

“La juguetería mágica”, Angela Carter

44003264._SY475_“El verano en que cumplió quince años, Melanie descubrió que era de carne y hueso”

De un tiempo a esta parte Angela Carter se encuentra entre mis autoras favoritas. Es quien mejor plasma el descubrimiento de la sexualidad sin recurrir en sus textos a escenas remotamente obscenas u ordinarias.

Ese es el caso de “La juguetería mágica” que comienza con un primer capítulo cargado de inocente erotismo y de ingenuidad. La joven protagonista descubre por primera vez su nuevo cuerpo, lo explora confirmando cada cambio que éste está sufriendo, se entusiasma con cada nueva forma de su propio ser y se siente mágica.

Sigue leyendo

“Del color de la leche”, de Nell Leyshon

18679346Antes de entrar en materia quiero darle gracias infinitas a mi reina maga favorita Anna que me regaló esta pequeña maravilla.

La primera línea del libro ya revela mucho sobre la persona que vive y cuenta la historia en esta pequeña pero gran novela. Mary es joven, pobre, campesina y semianalfabeta. Pero está muy orgullosa de sí misma porque ha aprendido a leer y a escribir, y de eso va este relato: de lo que tuvo que pasar para llegar a este punto. Por eso con la apertura de cada parte (el libro se divide en partes por estaciones del año) repite siempre que este texto lo ha escrito por sí misma, que es su mano la que empuña la pluma al escribir.

Sigue leyendo